Home Argentina Parque Nacional Copo: naturaleza inexplorada

Parque Nacional Copo: naturaleza inexplorada

por Eri Bod

Un lugar en el mundo donde la naturaleza ha encontrado un refugio para sus especies amenazadas.

Ubicado en Pampa de los Guanacos, en noreste de la provincia de Santiago del Estero, el Parque Nacional Copo es una reserva natural que protege 114.250 hectáreas de la eco región Chaco Seco. Un paisaje verde y ocre que cobija a especies arbóreas y animales que hoy son muy difíciles de encontrar en cualquier otro lugar.

Este Parque Nacional, al que se accede a través de la localidad Pampa de los Guanacos, a unos 300 km de la capital provincial, protege a varias especies que se encuentran en peligro de extinción, empezando por el Quebracho Colorado santiagueño, un árbol noble que, por su buena madera, sufrió la tala indiscriminada. 

Entre extensos y secos pastizales (no hay cursos de agua que atraviesen el Copo), vive una fauna variada y peculiar. Especies que difícilmente puedan verse en otro sitio, entre las que se destaca la presencia del yaguareté, del tatú carreta, también conocido como ‘armadillo gigante’, y el chancho quimilero, un pecarí que se alimenta de los frutos del quimil (un cactus típico de la región). También es importante la presencia de otras especies amenazadas de la fauna nativa como el oso hormiguero grande, el águila coronada y la boa de las vizcacheras.

Recorrer el Parque Nacional Copo es un desafío para los amantes de la naturaleza. Ubicado en la zona a la que se conoce como ‘el impenetrable santiagueño’, es una de las tierras menos exploradas por el hombre. Para conocerlo es recomendable contactar a guías especializados e informar al guardaparque local. 

Primeramente El Copo fue reserva natural, en 1968, luego de algunos años pasó a ser Parque Provincial y el 22 de noviembre de 2000, por ley 25.366, las autoridades nacionales lo declararon Parque Nacional.

Clima

Subtropical cálido, con estación seca marcada y gran amplitud térmica. Las precipitaciones alcanzan los 700 mm anuales, concentrados entre octubre y marzo. Las temperaturas medias son de 15° C en invierno (con bajo porcentaje de heladas) y 28° C en verano (con máximas absolutas que superan los 50° C).

La mejor época para visitar el PN Copo es entre los meses de abril y noviembre; durante el verano las temperaturas suelen ser demasiado elevadas y las lluvias pueden dificultar el acceso.

Flora

Además del quebracho colorado santiagueño (Schinopsis lorentzii) integran estos espinosos bosques otros árboles como el quebracho blanco, el itín, el guayacán, el mistol y el yuchán (palo borracho), entre muchos otros. En antiguos cauces de ríos se desarrollan pastizales.

Fauna

Hay tres representantes de nuestra fauna en peligro de extinción que habitan este Parque Nacional, que merecen destacarse: el yaguareté, el tatú carreta y el chancho quimilero. Este último denominado así porque se alimenta de los frutos y pencas del quimil (Opuntia quimilo), un cactus arborescente típico de esta región. Pero también el oso hormiguero grande, el águila coronada y la boa de las bizcacheras, entre otras especies amenazadas de la fauna nativa.

Podría interesarte

Dejar comentario