Home Actualidad & Empresas El Día Después del Turismo: el transporte aéreo después de la pandemia

El Día Después del Turismo: el transporte aéreo después de la pandemia

por Eri Bod

Oscar Sanguino González, Presidente de SEPLA – Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas-  disertó sobre “La navegación aérea después del Covid 19”

En el marco del ciclo de charlas  “El día después”  organizado por el INPROTUR , el pasado 28 de julio fue entrevistado el piloto Oscar Sanguino González quien se refirió a las  “La navegación aérea después del Covid 19”. La iniciativa es un programa de transferencia de conocimiento que busca acercar al sector turístico argentino los testimonios de quienes ya están transitando la reapertura del turismo.

También se sumó a la charla el testimonio de Daniel Bianco, Presidente Ejecutivo para Sudamérica de la Federación Internacional de Pilotos de Líneas Aéreas.

El impacto del Covid-19 en el transporte aéreo español

Para comenzar, González se refirió al impacto que ha tenido y tiene la pandemia en el transporte aéreo español, resumiendo el desarrollo de la situación a lo largo de los últimos meses.

El 10 de marzo España prohíbe los vuelos con Italia, cuatro días después se declara el estado de alarma y confinamiento en España. Y el 18 de marzo 71 países ya no reciben vuelos de España y otros 30 imponen cuarentenas.

A partir de allí se extienden las medidas y restricciones, se van cerrando fronteras y se establecen vuelos de repatriación, Para ilustrar señala que hubo días con 200 vuelos de los habituales 6.600 diarios para la misma fecha del año anterior.

Estas restricciones generaron un gran impacto económico en las aerolíneas. El funcionario señala que Iberia ha perdido 600 millones de euros durante la cuarentena y Air Europa espera perder 380 en 2020.  Asimismo, Norwegian ha dejado de operar en España hasta marzo de 2021, SAS cierra sus bases y Level ha declarado la quiebra.

El impacto laboral también ha sido enorme. Cerca de 5000 pilotos han estado o están todavía en un ERTE (suspensión de los contratos de trabajo). El cierre de SAS ha dejado sin empleo a más de 20 pilotos y la situación de Norwegian pone en peligro a otros 400. Por otra parte, Ryanair quiere despedir a 600 trabajadores e Iberia también ajustará su plantilla.

La situación de los pilotos frente al cese de actividades

Durante los tres meses que ha durado la parte más crítica de la pandemia en España, el transporte aéreo ha estado prácticamente paralizado. El 95% de los pilotos ha permanecido en tierra.

Sólo se han permitido vuelos de repatriación, de transporte de material sanitario, de transporte de mercancías y algunos vuelos considerados esenciales. Esto ha constituido sólo el 5% del volumen total de las operaciones aéreas.

Con respecto al mantenimiento de las licencias y la capacitación de los pilotos, González señala que muchos han estado sin volar durante tres meses. Esto ha provocado que sea imposible acceder al entrenamiento continuo que requiere la profesión, que los obliga a hacer trabajos dentro del simulador. Para evitar que expiren las licencias, AESA prorrogó la validez de todos los certificados médicos, cursos de operador y habilitaciones de tipo de los pilotos. Esta medida, indica González, ha sido fundamental y es una de las que podría aplicarse en nuestro país.

En este sentido, muchos pilotos están accediendo a cursos de refresco y simulación. Los pilotos requieren que en los últimos 90 días los pilotos hayan hecho 3 despegues y 3 aterrizajes para poder mantener la experiencia.

Los planes de desescalada

El 13 de mayo la Comisión Europea presentó un plan de desescalada con unas pautas mínimas a tener en cuenta por los Estados. A principios de junio, EASA y el Centro Europeo para la Prevención de Enfermedades publica las directrices que debían seguir Estados para realizar la gestión de pasajeros y tripulaciones. Estas medidas incluyen el distanciamiento, el uso de mascarillas y la instalación de filtros en los aviones que reciclan el aire cada 3 minutos.  Destaca la importancia de que la gente sepa que la aviación es un medio seguro de transporte.

En cuanto a la gestión de los pasajeros, se identifican 3 etapas: antes del vuelo, en el aeropuerto y en el avión. Algunas de las medidas incluyen:  

  • el uso de mascarillas que deben cambiarse cada 4 horas
  • evitar el contacto con superficies
  • antes de cada vuelo se insta a los pasajeros a no viajar si presentan síntomas
  • desinfección constante de las bandejas de plástico
  • limitar el contacto durante el embarque con medidas más razonables
  • higiene de manos
  • limitar colas en los baños del avión
  • en caso de detectar un pasajero con síntomas se actúa bajo protocolo aislándolo en la última fila, cortando allí el aire acondicionado, entre otras acciones

Con referencia a las tripulaciones aéreas, se establecen medidas:

  • entrada por un acceso distinto al de los pasajeros
  • higiene de manos y provisión de mascarillas
  • reserva del lavabo más cercano a la cabina para la tripulación
  • evitar en la medida de lo posible el contacto de los mandos de la cabina más de lo necesario

La Agencia Europea de Seguridad Aérea recomienda que el retorno de las actividades aéreas sea progresivo abriendo corredores entre países que tengan la misma situación sanitaria y un control de la pandemia similar. Esto es importante para que el retorno sea equilibrado y se reactive el turismo en condiciones de seguridad.

Las perspectivas de recuperación del sector

Respecto a este punto, destaca que lo principal es generar confianza. La pandemia generó que la demanda de tickets aéreos disminuyera un 95%.

IATA comenzó a observar cierta recuperación en mayo debido a la recuperación de ciertos mercados domésticos, sin embargo se espera que recién en 2023 se pueda volver a alcanzar los niveles pre pandemia. En el mejor de los casos los niveles del tráfico de pasajeros para el 2021 podrían fijarse alrededor del 32%, llegando hasta un 41%. Para el 2025 con la crisis ya superada, el tráfico estaría aún en un 10% por debajo de las expectativas antes de la pandemia.

El papel del estado en la supervivencia de las aerolíneas

En cuanto al papel del estado en la supervivencia de las aerolíneas, González comenta que durante el estado de alarma el gobierno español dispuso de líneas de crédito para compañías como Iberia, Vueling, AirEuropa, por un total entre 1500 y 1800 millones de euros.

Se destinaron 25 millones de euros en deducir las tasas aeroportuarias de las aerolíneas. Son lo que pagan las aerolíneas por tener en tierra un avión.

Estas líneas de crédito no han sido suficientes para garantizar las ayudas. Tras el estado de alarma el gobierno ha preparado un plan de rescate, y la Comisión Europea acaba de plantear un plan de ayuda para todo el entorno.

Sin ayudas económicas va a ser muy difícil que las compañías subsistan. No se descarta que el estado pueda entrar en el accionariado de las compañías para garantizar la viabilidad de las empresas.

Las propuestas de SEPLA

Para agilizar el turismo, SEPLA propone estas medidas:

  • generación inmediata de confianza en el usuario de transporte aéreo, con campañas mediáticas de concientización sobre las medidas que se aplican
  • garantizar el entrenamiento de las tripulaciones, flexibilizando temporalmente los requisitos
  • refuerzo del personal aeroportuario de atención a los pasajeros para agilizar la operativa en el aeropuerto
  • alivio de los problemas de liquidez de las compañías aéreas y ayudas al sector, con eliminación/reducción de tasas. La remodelación del TMA (mapa de salidas) para que sean más eficientes y cortas, que permitirá ahorrar combustible. Las rutas serán más directas.
  • implementación de pasaporte inmunitario, de algún sistema de auto declaración responsable de que el pasajero está libre de contagio
  • garantizar que las aerolíneas priorizan la responsabilidad hacia sus empleados

Para cerrar, el piloto destaca que entre todos tenemos que conseguir que los turistas vuelvan a volar y a confiar para que el ciclo económico se mantenga.

A continuación prosiguió con la charla Daniel Bianco, Presidente Ejecutivo para Sudamérica de la Federación Internacional de Pilotos de Líneas Aéreas y piloto de Aerolíneas Argentinas.

Blanco se refirió a la importancia de que se apliquen protocolos armonizados y similares entre los distintos países y entidades. Asimismo, se refirió a que debido a la gran cantidad de falsos negativos y falsos positivos que arrojan los tests, se ha desestimado el requisito de testear a los pasajeros antes de abordar. Esto no quita que algún estado, más allá de esta recomendación, lo igual lo solicite.

También se refirió a la gravedad de la crisis y lo prolongado del tiempo de recuperación. El cambio de hábitos será notorio y la tecnología afectará la forma en que se trabaje y viaje en el futuro. Remarca como positivo que volar es uno de los medios más seguros. Considera indispensable resaltar el valor estratégico que tienen las líneas aéreas de un país.

Así concluyó el sexto encuentro de las charlas “El Día Después” del turismo organizadas por el Improtur. Podés seguirlas todos los martes y jueves hasta 11 de agosto en el canal de YouTube de Inprotur- Argentina, con acceso gratuito.

Podés ver leer las notas sobre las charlas anteriores:

Podría interesarte

Dejar comentario